vie. Sep 20th, 2019

La universidad, bajo míninos

Como cada año, el ránking de Shanghai ha vuelto a sacar los colores a las universidades españolas. Sólo cinco de ellas están entre las 300 mejores del mundo y un total de 13 entre las 500, tres más que la anterior clasificación. Esta leve mejora no debe hacernos olvidar que nuestros centros están muy lejos de la excelencia investigadora que evalúa el prestigioso ránking y que los problemas endémicos de nuestra universidad están lejos de solucionarse. A la endogamia del profesorado, se une el actual problema de la precarización y la preocupante reducción de recursos. Pero también, la incapacidad para buscar financiación privada debido a unos planes de estudio muy alejados de las necesidades de un mundo laboral globalizado y altamente competitivo.

Deja un comentario